La angustia ante el miedo al futuro
Existen personas que sufren un miedo agudo ante el mañana. El ser humano busca la seguridad, aspira a tener el máximo control en cada paso. Sin embargo, cuando desde el presente proyectamos el futuro, en función de cómo interpretemos la realidad, podemos sentir una gran ilusión o un gran vértigo ante lo que está por venir. Es decir, el foco de angustia no es el futuro en sí mismo sino la interpretación que la persona hace de ese mañana. Cuando una persona experimenta angustia no tiene este sentimiento a partir de una causa concreta a la que pueda poner un nombre sino que es una especie de miedo generalizado que se presenta como una burbuja envolvente. Encontrar el equilibrio entre pasado, presente y futuro no siempre es sencillo. En Psicoblog te damos las claves para estar en el punto exacto de tu vida: el presente.

Planes a corto plazo

Frena la tendencia de hacer planes a largo plazo para concretar proyectos más próximos y así disfrutar de la motivación y de la ilusión de ir cumpliendo metas. En el caso de aquellos proyectos más a largo plazo, por ejemplo, la realización de los estudios universitarios, céntrate en la etapa en la que
estás.

La angustia ante el miedo al futuro

Frena la mente

Frena la mente de una forma automática buscando una ocupación para distraerte. Busca distracciones que sean alternativas a la televisión. A nivel emocional, es más gratificante dar un paseo, leer un libro, hacer recados, cultivar una afición…

Visualiza un futuro feliz

Un paso muy importante para vivir mejor es visualizar el mañana en positivo, en ese caso, cambia cada pensamiento negativo que venga a tu mente por otro positivo. Puedes anotar ambos pensamientos por escrito para ser más consciente del proceso de cambio. El optimismo se entrena y la escritura es una buena herramienta para dar el paso que da todo optimista: vivir aquí y ahora.