La autoestima es mucho más que éxito
La autoestima es una de las palabras más utilizadas en la sociedad actual. Sin embargo, la autoestima es mucho más de lo que parece a simple vista. Por ello, nunca debe confundirse con la necesidad de éxito, prestigio o reconocimiento. Nada más lejos de la realidad, es esencial aprender a vivir asumiendo que tu valor va más allá de lo que otras personas piensen u opinen de ti, de los resultados que obtienes en el ámbito laboral o del brillo social que te rodea. Ante todo, debes aprender a quererte a ti mismo para vivir en armonía.

Y el amor hacia uno mismo implica que muchas veces, las cosas no son como uno quiere o desea. De ahí, el peligro de la frustración, de caer en la desesperación o en el dolor más absoluto. Sin embargo, merece la pena aprender a pensar en positivo, asumiendo que la vida es larga y en el momento más inesperado el destino puede sorprenderte de verdad. Por ello, siempre hay tiempo.

La autoestima no siempre está al mismo nivel, por ello, a veces puede que te sorprendas de lo vulnerable que eres cuando en realidad te sentías fuerte. Cuando eso sucede, tienes que analizar si el motivo de tu malestar se debe, simplemente, a un factor externo. Es decir, si con la pérdida de algo importante también ha caído tu nivel de conciencia interior y de plenitud.

Construye tu mundo, ese mundo en el que de verdad te sientes bien y en donde cuentas con personas que te aportan libertad y bienestar. Ponte retos de mejora para vivir con más ilusión y calidad de tiempo. Y nunca cometas el error de quedarte en el plano del éxito porque debes llegar hasta la luz de la autoestima que ilumina tu alma como si fuese una lámpara de alegría.