La depresión requiere un tratamiento holístico
Con mucha frecuencia, al analizar la depresión, ocurre que las personas ponen su punto de atención únicamente en el aspecto mental. Sin embargo, los seres humanos no somos solo alma o solo cuerpo sino que nuestra realidad esencial es una totalidad en la que lo anímico influye de forma directa en lo físico (y a la inversa). Esta es una de las razones por las que en el proceso de recuperación de una depresión debe apostarse por la vía de un tratamiento holístico.

Diagnóstico psicológico o psiquiátrico

Existen distintos tipos de depresiones pero únicamente el psicólogo o el psiquiatra puede realizar un diagnóstico adecuado de acuerdo a la realidad de ese paciente. Más allá de la depresión estudiada a rasgos generales, el malestar adquiere matices diferentes en cada enfermo. El especialista identifica la causa y prescribe también un tratamiento recomendado para fortalecer al paciente en su proceso de recuperación.

En algunos casos, además de la importancia de la palabra en la terapia, el tratamiento también puede implicar la prescripción de psicofármacos. Los especialistas en salud mental realizan un trabajo terapéutico competente. Ante el auge del coaching en la sociedad actual es muy importante recordar que un coach no tiene las competencias necesarias para tratar una depresión.

La depresión requiere un tratamiento holístico

La amistad

Es cierto que cuando una persona sufre una depresión, la ayuda de los amigos no es suficiente para sanar las heridas ya que ese enfermo requiere de un apoyo más especializado. Sin embargo, eso no significa que la amistad no sea una terapia en sí misma. De hecho, el entorno social con el que cuenta el enfermo es vital para el fortalecimiento de su autoestima.

Por esta razón, en muchos casos, el psicólogo también potencia la implicación de la familia en el tratamiento a través de unas sugerencias y recomendaciones de actuación. Del mismo modo, el especialista también aconseja al paciente que mantenga el contacto con sus mejores amigos, que hable sobre cómo se siente y que se deje acompañar en esta etapa de la vida.

La depresión requiere un tratamiento holístico

Estilo de vida

Una persona que sufre una depresión debe poner el eje de su superación en cuidar de sí misma. Por ejemplo, en esta etapa no es saludable que el enfermo se sobrecargue con una larga lista de tareas y responsabilidades. Conviene ajustar el ritmo a su propio nivel de energía estableciendo cuidados saludables como el descanso correcto, una buena alimentación, el contacto con entornos naturales, paseos diarios o la práctica de ejercicio aeróbico.

La mente humana no es una entidad independiente respecto del cuerpo y esto debe tenerse presente en todo proceso de recuperación de una depresión. Desde esta perspectiva, cualquier rutina que ayuda a que el paciente establezca una monotonía con sentido en su vida, resulta terapéutica. El concepto de rutina, lejos de ser negativo, plantea un escenario previsible en el que la persona se siente más cómoda y segura.

Pero además, en este análisis de la depresión desde el punto de vista holístico también es muy importante considerar el factor biológico. La depresión en su esencia pone de manifiesto la interconexión constante de cuerpo y mente.