La felicidad que aporta la lectura
Aquellas personas que no disfrutan con la lectura es porque todavía no han descubierto ese género literario con el que se sienten identificados o por el que sienten una curiosidad especial. Además, más allá de la literatura, las librerías y bibliotecas ofrecen un amplio abanico de temas: historia, psicología, arte, filosofía, astronomía… Un buen libro aporta compañía ya que disfrutar de su lectura es un plan sencillo que una persona puede disfrutar de forma autónoma sin tener que compartir ese momento con nadie más.

Los mejores regalos son aquellos que tienen un valor emocional y un buen libro muestra que puedes alegrarte el día con un detalle especial al regalarte el último libro de tu autor preferido.

Viajar con la imaginación hasta otros lugares

La felicidad que aporta un buen libro muestra el valor de las posibles relecturas posteriores de ese libro, lo que te aporta la posibilidad de descubrir nuevos matices en la obra (la interpretación de la lectura también está condicionada por el propio estado de ánimo y las circunstancias personales).

La felicidad que aporta la lectura reside en la capacidad de volar a través de la imaginación hasta un entorno distinto y ampliar la perspectiva vital. El impacto emocional de la lectura se muestra en el ejemplo de aquellos libros que marcan un punto de inflexión en la vida de los lectores. Libros que invitan a reflexionar. Es decir, el lector establece su propio diálogo interior a partir del argumento del libro.

La felicidad que aporta la lectura

Libros de psicología y autoayuda

Los libros de psicología y autoayuda ofrecen consejos de ayuda para vivir mejor. Información con la que el lector puede hacer un mejor uso de sus propios recursos de felicidad. Además, recomendar un buen libro que te ha encantado también es un gesto de felicidad al poder poner en común con un amigo el valor de esa historia.