La felicidad reside en ti
Muchas personas creen que la felicidad reside en sus pertenencias, en tener más dinero, el coche más grande o en tener más y más… si eres de los que piensan así, no quiero defraudarte, pero esto no es así. La felicidad reside en uno mismo, es decir, si quieres encontrar la felicidad, primero deberás buscar en tu interior y aceptar lo que tienes sin pensar en “lo que te falta”.

Ser feliz a pesar del dolor

Sí se quiere, se puede. ¿Es posible que seas feliz a pesar de sufrir dolor? Sí, es posible puesto que el dolor no está ni estará reñido nunca con la felicidad. ¿Es posible ser feliz a pesar de la muerte? Así es, porque la muerte no es lo contrario a la vida, más bien, nos hace recordar la importancia de vivir. ¿Es posible ser feliz a pesar de estar triste? Por supuesto, puesto que la tristeza nos recuerda lo bella que es la alegría.

La felicidad reside en ti

Felicidad sin condiciones

No ancles tu felicidad a objetos materiales o a personas. La felicidad reside en ti y se trata de un sentimiento de aceptación y compasión que te llevará a ser mejor persona y a ser una mejor versión de ti mismo. La tristeza apaga y oscurece, mejor brilla con tu propia luz y sé feliz porque quieres, porque hace buen tiempo, porque llueve, porque sí, porque te da la gana… ¡pero saca tu felicidad de tu interior!

La felicidad no está en el exterior

Te repito este punto porque es importante. La felicidad únicamente se haya dentro de ti, jamás la encontrarás en el exterior. La felicidad no está en tu dinero, ni en tus conocimientos, ni está en el pasado… La felicidad es tu propio paraíso y sólo tú eres capaz de pintarlo y entrar en él.