La hidratación en el trabajo es muy importante
Hoy tengo que hablaros de lo importante que es hidratarse en el trabajo. Precisamente de eso saben mucho el Profesor Javier Aranceta Bartrina, Presidente de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), y el Profesor Lluís Serra-Majem, Presidente de la Fundación para la Investigación Nutricional (FIN) y Presidente de la Academia Española de Nutrición y Ciencias de la Alimentación. Ambos han creado una guía titulada “Hidratación en el trabajo” que tiene como objetivo formar y concienciar de la importancia de la hidratación a directivos, autoridades y profesionales de la salud.

Pausas en el trabajo para hidratarse

La duración, la intensidad y las condiciones ambientales en las que trabajamos pueden favorecer la deshidratación, motivo por el cual es muy importante realizar una parada para hidratarse.

En trabajos que requieren esfuerzo físico la ropa hermética o el equipamiento de protección pueden afectar a nuestra salud si no reponemos líquidos. Además, en las oficinas el aire acondicionado puede provocar sequedad.

¿Sabíais que estar bien hidratado puede evitar migrañas y dolores de cabeza? Reponer la cantidad de líquidos de forma habitual debe ser algo rutinario. De hecho, cuando se produce una mayor deshidratación disminuye nuestro nivel de rendimiento físico y mental y aumenta el nivel de fatiga.

Objetivo de la guía

El objetivo prioritario de la guía es que el trabajador esté bien hidratado en su puesto laboral. Para ello es importante que siga una serie de recomendaciones:

– Beber abundante agua en las comidas y entre ellas.
– Optar por el agua y por otras bebidas como el té, el café, los refrescos o los zumos.
– Comer de forma habitual fruta, verdura, sopas y otros alimentos con alto contenido en agua.
– Beber agua y bebidas bajas en calorías si el peso se una preocupación.
– No esperar a sentir la típica sensación de sed para hidratarse.

Con una buena hidratación es posible rendir mejor y sentirse bien en el trabajo.