La importancia de creer en uno mismo
La confianza en nosotros mismos es un elemento esencial en todas las áreas de nuestra vida. Creer en uno mismo y en que tenemos posibilidades para lograr algo, ya sea estudiar una carrera, encontrar un puesto de trabajo o cumplir un sueño es un elemento imprescindible para lograrlo. De otro modo, siempre nos desanimaremos incluso antes de intentarlo.

Desafortunadamente, no siempre nos criamos en un entorno que favorezca la confianza en nosotros mismos, sino todo lo contrario. En este caso, es trabajo nuestro generar esa confianza, realizando un a serie de actos tendentes a fortalecer y aumentar nuestra autoconfianza y autoestima. Aquí te mostramos cómo hacerlo:

– Imagínate a ti mismo logrando aquello que te asusta hacer o, si no eres capaz, imagínate que ya lo hiciste en el pasado. Visualízate a ti mismo más joven, tal como eras hace algunos años, pero siempre de forma realista, de forma que te puedas identificar a ti mismo. En tu visualización, debes verte lográndolo. Dado que nuestro cerebro, si imaginamos algo con mucho detalle, no puede diferenciarlo de la realidad, creerá que así ha sido, y de ese modo superaremos el miedo a intentar algo por primera vez.

– Detén esa voz interior que te recuerda todo lo que podrá salir mal o que en tu destino no está lograrlo. Imagina que tienes un mando a distancia y que vas bajando el volumen hasta dejar de oírla o transfórmala en la voz de uno de tus personajes cómicos favoritos, especialmente ridícula y chillona. De ese modo, desactivarás el miedo que te puede producir, volviéndola algo risible.

– Camina y siéntate con seguridad: nuestro cuerpo y nuestra mente se retroalimentan continuamente. Sentarnos más rectos o caminar erguidos, con aplomo y seguridad, inmediatamente nos hace sentirnos más confiados. Si te sientes ridículo, practica en casa, ante un espejo.