La importancia de escuchar los sentimientos
No siempre es fácil clarificar aquello que siente una persona a nivel interno. Existen interrupciones que pueden bloquear esa reflexión tan necesaria: las preocupaciones del día a día, el estrés, el miedo a conocer la verdad sobre un hecho determinado, la sensación de prisa y falta de tiempo… La importancia de escuchar los sentimientos es notable desde el punto de vista de la salud emocional.

Conocerte a ti mismo

Escuchar los sentimientos te permite conocerte a ti mismo, saber quién eres, qué quieres y cuál es tu orden de prioridades. Por otra parte, los sentimientos ofrecen información muy valiosa sobre ti mismo. Sentimientos que la persona puede negarse a reconocer y que, sin embargo, están ahí. Por tanto, tarde o temprano impulsan al sujeto a asumir una realidad determinada.

Por ejemplo, una persona puede experimentar dudas en su relación de pareja y convive con la esperanza de que algún día, todo se aclare. Sin embargo, si esas dudas persisten, es muy probable que la persona tome una decisión al respecto ya que es muy difícil resisitir el cansancio de esa lucha interior. Así como un pensamiento influye de forma notable sobre un sentimiento, del mismo modo, cómo nos sentimos también nos ayuda a reflexionar sobre nuestra propia vida.

La importancia de escuchar los sentimientos

Relación contigo mismo

Es posible alterar el orden de prioridades de una vida feliz, sin embargo, el precio que se paga por este tipo de alteración es muy elevado. Por ejemplo, cuando una persona se pone a sí misma en un segundo plano, puede experimentar frustración, tristeza y dolor. Reflexionar sobre los propios sentimientos es vital si recuerdas que solo cuando estás bien contigo mismo, puedes estarlo con los demás desde un punto de vista sincero.

De hecho, escuchar los sentimientos es importante ya que para ser sincero con los demás, en primer lugar, es importante ser honesto con uno mismo.