La logoterapia: una escuela de psicología basada en la esperanza
La psicología en sí misma es una ciencia que nace de la filosofía. De hecho, los primeros estudiosos de la mente humana fueron los grandes pensadores griegos, en concreto, Platón y Aristóteles son un ejemplo excelente de profundización en las bases de la naturaleza humana. Lo cierto es que la ciencia de la psicología es esencial para que el hombre pueda conocerse mejor a sí mismo, es decir, para que pueda detectar e identificar sus miedos y también para que pueda conocer de cerca sus virtudes.

Existen diferentes escuelas de psicología. Cada una de ellas implica una metodología que ayuda a la persona de diferente forma. Hoy me gustaría hablarte de una escuela excelente fundada por Victor Frankl: la logoterapia. Esta escuela de psicología lanza un mensaje profundamente esperanzador y es que toda vida humana, incluso en las peores circunstancias, merece la pena, es decir, tiene un sentido.

Victor Frankl asegura en su teoría que cualquier persona desea seguir viviendo siempre que encuentra un motivo para hacerlo. Uno de los mayores motivos es el amor. Por ejemplo, el amor hacia un ser querido. Puedes conocer más de cerca la teoría de Victor Frankl a través de su importante obra bibliográfica, en concreto, merece la pena que te acerques a las páginas del su excelente libro titulado: “El hombre en busca de sentido”. Donde el autor describe de forma fascinante, humana y esperanzadora su experiencia en un campo de concentración y su lucha por ser feliz.

La esperanza es una emoción que nunca debe de faltar en tu vida puesto que se trata de una emoción fundada en el bien, en concreto, en un bien que anhelas y que está por llegar, es decir, que remite al futuro. La esperanza es la emoción opuesta a la desesperación, es decir, ese sentimiento que angustia el alma y el corazón de un ser humano.