La magia de empezar de nuevo
Un año más, cambiamos de página en el calendario. Y una vez más, experimentamos la agradable sensación de sentir que el nuevo año puede ser mejor que el que hemos dejado atrás. La vida no es diferente por haber cambiado de año. Es la actitud de alegria inicial la que el día 1 de enero se convierte en una forma de renovación emocional. Los fracasos, tristezas, decepciones y alegrías quedan atrás para dar paso a nuevas ilusiones.

Cultiva tu alegría los 365 días del año

De lo que se trata es de intentar que esta alegría interior no quede en el olvido en el mes de febrero sino de cultivar la esperanza como la mejor receta de salud emocional. La magia de empezar de nuevo puede llevarte a un lugar que no habías imaginado. Aprender a fluir al compás del momento presente es positivo para avanzar.

La magia de empezar de nuevo puede ser muy enriquecedora en todos los ámbitos de la vida: en el trabajo, en la amistad, en la familia, en el amor y en la relación que mantienes contigo mismo. Creer en las segundas oportunidades nos hace potenciar la humildad frente a la soberbia.

La magia de empezar de nuevo

Cómo cumplir tus propósitos

El nuevo año viene cargado de propósitos: ¿Qué hacer para apostar por metas realistas? En primer lugar, apuesta por objetivos profundos y vitales que te implican de verdad en primera persona. Marca un plazo de tiempo concreto para el cumplimiento de esa meta. Define un plan de acción personal y realista para llevarlo a cabo.

El ser humano solo tiene una vida. Sin embargo, tiene mucho tiempo a lo largo de su vida para aprender a vivir mejor, modificar errores, reforzar sus aciertos y caminar en compañía de buenas personas que se convierten en testigos de vida. ¡Feliz 2015 y súmate a la magia de empezar de nuevo!