Cómo la mente pensante limita tu felicidad
Vivimos en una sociedad en la que la mente y la inteligencia entendida en su forma intelectual tiene una gran presencia. Estamos constantemente enredados en pensamientos que conceptualizan situaciones, momentos y hechos. Sin embargo, la principal trampa de la mente pensante es que no todo puede conceptualizarse en forma de una entidad abarcable con las palabras.

Habrá muchos momentos de tu vida en los que habrás experimentado esa sensación de no tener palabras para expresar cómo te has sentido, situaciones en los que te has sentido conectado con la fuerza de la vida. Somos adictos al pensamiento entre otras cosas, porque la racionalización constante de la realidad nos ofrece una aparente sensación de control y seguridad. Sin embargo, se trata de una falsa seguridad puesto que controlamos algunos aspectos pero no otros.

Más allá del pensamiento

Es importante que tengas presente que la mente pensante es una manifestación de tu propio ser, sin embargo, tú no eres tus pensamientos. La fuerza de la mente pensante tan presente en filósofos como Descartes conduce a la subjetividad de la conciencia como un marco reduccionista de la realidad.

Cómo la mente pensante limita tu felicidad
Tomar conciencia de que tu realidad es mayor que el ego condicionado por los pensamientos de la mente te ofrece la libertad de saber que tú eres mayor en libertad. Y por tanto, esto puede liberarte de numerosos sufrimientos. Los pensamientos tienen tal fuerza que en muchos momentos sentimos que nos atrapan. Sin embargo, un primer paso para ir más allá de la mente pensante es colocarte como un mero espectador de esas ideas mentales que vienen a ti.

La mente pensante resulta además compleja porque en muchos momentos te posiciona fuera del lugar en el que transcurre realmente tu vida. Los recuerdos te llevan al pasado, las anticipaciones al futuro. Y a su vez, la mente también realiza en muchos momentos interpretaciones absolutas del ahora.

Cómo la mente pensante limita tu felicidad

Frases de Eckhart Tolle

Eckhart Tolle, autor de “El Silencio Habla” y “El poder del ahora” es uno de los expertos que insiste en la importancia de ir más allá del pensamiento para alcanzar la verdaera felicidad. El autor explica: “Algunos cambios parecen negativos en la superficie, pero te darás cuenta de que se está creando espacio en tu vida para que algo nuevo emerja”.

Otra de sus ideas de inspiración es esta: “Solo puedes perder algo que tienes, pero no puedes perder algo que eres”. Por tanto, no puedes perder tu propia identidad.

“La identificación con su mente crea una pantalla opaca de conceptos, etiquetas, imágenes, palabras, juicios y definiciones que bloquea toda relación verdadera. Se interpone entre usted y su propio yo, entre usted y su prójimo, entre usted y la naturaleza”, es decir, los pensamientos marcan una distancia. El pensamiento puede ser una causa de sufrimiento habitual como refleja este mensaje: “Muchos viven con un torturador en la cabeza que continuamente los ataca y los castiga y les drena la energía vital. Esto causa sufrimiento e infelicidad así como enfermedad”. Es decir, muchos de nuestros sufrimientos están producidos por el tipo de pensamientos que tenemos.