La necesidad de aprobación: libérate de la dependencia e inseguridad
Existen personas con un bajo nivel de autoestima que necesitan continuamente la aprobación de los demás. Antes de dar cualquier paso, en primer lugar preguntan al entorno más cercano. Dejando de lado incluso el propio criterio y los deseos que se esfuman como por arte de magia ante lo que el otro pueda pensar o decir. El proceso de madurez muestra de forma directa la autonomía y la independencia que debe existir en la mente humana. Es decir, debes sentirte lo suficientemente fuerte como para hacer algo que tú deseas de verdad incluso en el caso de que sea algo que aquellos que te quieren no compartan o no entiendan.

No te niegues el derecho de vivir con libertad, de sentir con esperanza y de caminar por la vida tomando conciencia del gran tesoro que tienes delante de tu destino. La necesidad de aprobación te hace frágil y vulnerable desde un punto de vista emocional, porque al final, te darás cuenta de que has dejado escapar muchas oportunidades a lo largo de la vida por miedo.

Puedes empezar a poner en práctica este hábito en los detalles más pequeños. Es decir, cómprate la ropa que a ti te guste aunque tu pareja te diga que prefiere otra diferente. Elige la película que deseas ver cuando vas al cine y no te quedes en la pasividad de que sea el otro el que decida el título final. Así, te irás fortaleciendo poco a poco y serás capaz de mantener una conversación en la que tu contrario no esté de acuerdo contigo y, sin embargo, no te sentirás mal por eso. Al revés, verás que la diferencia es riqueza.

Piensa que la única aprobación que necesitas para hacer algo y sentirte bien contigo mismo es la de tu conciencia que está en sintonía con la verdad de tu mente y la de tu corazón.