La necesidad de pasar más tiempo a solas
Existen momentos en los que una persona tiene la necesidad de compartir menos espacio con los demás para estar tranquila. Etapas en las que la soledad se presenta como la mejor compañera de viaje. Son instantes en los que el deseo de estar solo se presenta como una necesidad y como una urgencia. En este caso, la soledad es sinónimo de silencio, introspección y descanso.

Es decir, los espacios de soledad también permiten recuperar fuerzas y tomar energía de nuevo. Lo importante en una situación de este tipo es no llevar el deseo de de estar solo, al extremo del aislamiento. Es decir, es importante que aunque se reduzcan los planes sociales, se mantenga una rutina de ocio. De lo contrario, esa etapa de soledad puede derivar en una gran tristeza y también, en la pérdida de amistades. ¿Qué hacer cuando necesitas pasar más tiempo solo?

Expresa tu necesidad de un modo asertivo

No esperes que los demás adivinen cómo te sientes. Es más efectivo que expliques tus sentimientos de una forma asertiva. De este modo, los demás podrán comprenderte mejor. O al menos, sabrán qué necesitas.

La necesidad de pasar más tiempo a solas

Planes relajantes

Existen planes relajantes que son muy saludables para disfrutar en soledad: dar un paseo tranquilo es una fuente de bienestar interior. Al disfrutar de un paseo de relax en una zona verde, la persona conecta con el sentimiento de trascendencia que es tan terapéutico para salir de uno mismo.

También existen otros placeres que son especialmente recomendados para propiciar la introspección. Por ejemplo, la lectura de un libro, la escritura de un diario emocional e incluso, puedes disfrutar de ir al cine para ver tus películas preferidas. Son planes que enriquecen tus momentos de soledad al aportar cierta sensación de compañía.

También puedes reforzar la costumbre de apagar el teléfono móvil durante varias horas cada día para evitar interrupciones en ciertos momentos. Por ejemplo, mientras disfrutas del momento de la comida.