La soltería no es un fracaso
Muchas personas viven con cierta sensación de fracaso el hecho de no haber encontrado una pareja para compartir un proyecto de vida en común. Y es que, es verdad, que cuando se tenía un deseo importante de poder encontrar el amor, el hecho de no haber logrado ese objetivo, duele. Y duele todavía más en el caso de aquellas mujeres que tienen una gran vocación maternal y viven con angustia la llamda presión del reloj biológico. La vida no siempre es como uno quiere al cien por cien, ese es el lado bonito de la existencia. Es decir, no puedes programar cada paso que das como si fuese una película de Hollywood.

Estar soltero no es un fracaso, entre otras cosas, porque en cualquier momento puede que dejes de estarlo. Es decir, en el momento más inesperado puedes enamorarte y ser correspondido. Pero además, tu vida es mucho más que tu estado sentimental, por ello, aunque tal vez no hayas triunfado como querías en este ámbito, nunca debes reducir tu existencia a este matiz en concreto, porque entonces, puedes caer en la infelicidad.

Valora tus logros profesionales, los amores que has tenido la suerte de poder vivir, los amigos que tienes y que te acompañan en los malos momentos, tu familia, tu nivel de autonomía e independencia… La soltería no es un fracaso, pero a veces, la sociedad ejerce una gran presión sobre las personas que están solas. Constantemente tienen que responder preguntas sobre si ya tienen o no tienen pareja.

Espero que seas feliz en tu vida tanto en compañía como en soledad. De hecho, la soltería no implica estar solo porque puedes tener una red social mucho más extensa que estando casado ya que tu disponibilidad de tiempo y tu libertad también es mayor. ¿Qué opinas sobre esta cuestión? ¿Cómo vives o has vivido tu soltería?