La terapia filosófica, una alternativa al psicoanálisis
Hoy día, existen muchas escuelas de psicología distintas. Algo que resulta excelente para que el paciente pueda descubrir dónde quiere iniciar su proceso de terapia. También es posible disfrutar de un proceso de coaching en la actualidad. Sin embargo, la terapia filosófica cobra también cada vez más fuerza en una sociedad que nos invita a redescubrir los valores humanistas en beneficio del ser humano.

La terapia filosófica está impartida por filósofos. La filosofía es una ciencia que estudia en profundidad la naturaleza del ser humano como un ser dual compuesto por alma y cuerpo. De hecho, el coaching también está influenciado por pensadores tan magistrales como Sócrates y Platón, verdaderos maestros en el arte de orientar en el arte de la felicidad a través del método de la pregunta y de la respuesta.

La terapia filosófica es una alternativa más. Sin embargo, el mayor inconveniente surge en muchas ocasiones, por la falta de oferta de estos servicios en muchas ciudades. La terapia filosófica no pone tanto el centro de atención en el pasado como el psicoanálisis sino en el presente de la persona. Pero además, también es una ciencia que permite profundizar de verdad en el mundo interior y en ese bien tan anhelado de la felicidad.

Los filósofos son los pensadores que más han reflexionado sobre este tema. Sin embargo, cada uno considera que la felicidad está en un lugar diferente. Por ejemplo, los epicúreos ponen un peso especial en el placer como forma de ser feliz. La terapia filosófica otorga un papel determinante a la palabra como vehículo de comunicación y de reflexión.

Existen libros de filosofía que también han arrasado dentro del plano de la autoayuda, como bien refleja el caso de la obra: Más Platón y menos Prozac”. La filosofía es todo un arte, y como tal, puedes disfrutarlo.