La vida: una obra de arte
¿Qué es la vida? Lo cierto es que tal vez, sea muy fácil de definir desde un punto de vista biológico, sin embargo, es muy difícil de determinar desde un punto de vista filosófico y emocional en tanto que si de verdad tomaras conciencia del gran regalo que implica estar aquí y ahora en este mundo, entonces, tal vez, podrías convertir tu vida en una obra de arte. En algo de lo que de verdad te sentirías orgulloso al llegar al final de este camino que conduce a la muerte. Mucha gente se comporta como si sólo hubiese un modo de vivir. Como si los estereotipos sociales estuviesen por encima de la libertad individual y de aquello que de verdad se desea.

Por ejemplo, muchas parejas viven sin craetividad en tanto que lo único que les une de verdad es la letra de la hipoteca. Igualmente, viven sin creatividad aquellos que terminan enganchados al trabajo porque se han esclavizado a si mismos a la hora de vivir con un nivel de vida desenfrenado. Lo primero que hacen muchos jóvenes al empezar a trabajar es comprarse un coche caro. Vivir como lo hace todo el mundo no tiene demasiada emoción.

Ser diferente a los demás, en cambio, sí que la tiene. Tal vez, porque podrás decir que tu historia es genuina y auténtica. Lejos de todo artificio y falsedad. La vida es una obra de arte por ello, una de las claves para poner en práctica este punto es el hecho de concederte el privilegio de poder rectificar tu camino en cualquier momento para apostar por aquello que de verdad deseas.

No importa lo que tengas que dejar de lado sino lo que alcanzarás si te atreves a dar el paso, si eres capaz de soñar o incluso, si eres capaz de aspirar al máximo desde un punto de vista profesional pero también, personal. Es decir, si te atreves a amar.