Las bases de la autoestima
La autoestima es la cualidad que nos permite querernos a nosotros mismos tal y como somos, con nuestras virtudes, defectos, fortalezas y debilidades. Para llevar una vida plena y feliz, es muy importante que tengamos una autoestima sana. De lo contrario, si la tenemos baja, viviremos pendientes de la aceptación y la aprobación de los demás, teniendo muchas veces que renunciar a nosotros mismos para lograrla.

La autoestima no se crea de la nada, sino que depende de una serie de bases que debemos cuidar para que nuestra autoestima sea positiva y mejorarlas si queremos pasar de la negativa a la positiva. Aquí te mostramos los más importantes:

– Respetarte a ti mismo: Al igual que tú respetas a los demás para no dañarlos emocionalmente, debes hacer lo mismo contigo.

En muchas ocasiones nos faltamos al respeto, subestimando nuestras cualidades y nuestros logros, hablándonos negativamente, descalificándonos. Detener esta conducta es esencial para nuestra autoestima.

– Autoconcepto: Es la opinión que tenemos de nosotros mismos. Puede variar según las circunstancias (ante un hecho o un fracaso), pero debemos intentar que sea positivo, es decir, que confiemos en nosotros mismos y en nuestras capacidades.

– Aceptar nuestros límites: Todos tenemos cualidades y defectos, algo en lo que sobresalimos y cosas que nos resulta casi imposible hacer, y todos somos geniales y metemos la pata. Conocer nuestras limitaciones, intentar superarlas en la medida de lo posible y aceptarlas cuando no sea así, resulta esencial para nuestra autoestima y nuestro bienestar emocional. Aceptando que no somos perfectos, abandonaremos el perfeccionismo y con el la autoexigencia desmesurada de perfección en todo momento, situación y lugar.

– Cuidar de nosotros mismos: Con hábitos de vida saludables, cuidando también nuestra imagen y nuestra salud emocional y psicológica.