Las causas más frecuentes de mal humor
Muchas personas asocian el mal humor con un suceso triste o imprevisto. Sin embargo, existen otros muchos factores que alteran nuestro estado de ánimo y nos predisponen en negativo ante la realidad. Por ejemplo, los problemas de sueño traen consigo la desagradable consecuencia de iniciar el día con sensación de cansancio y de no haber cargados las pilas.

Una alimentación con carencias nutricionales

El modo en el que te alimentas también influye en tu ánimo interno. Desde esta perspectiva, una dieta poco equilibrada que muestra alguna carencia nutricional también puede pasar factura a nivel anímico. La falta de frutas y verduras de temporada en la dieta deriva en una carencia.

Por otra parte, también puede ser causa de insatisfacción comer con prisa mientras estás delante del ordenador. O incluso, olvidarte de que es la hora de la comida por estar tan concentrado en tus asuntos de trabajo.

Las causas más frecuentes de mal humor

Una mala gestión del tiempo

Una agenda que no está organizada siguiendo una meta principal, produce una mala gestión del tiempo ante la que la persona tiene la sensación de estar desbordada por obligaciones que no responden a una planificación oportuna. Las personas debemos asumir que no se puede llegar a todo en un día normal, tenemos que priorizar.

Falta de contacto con la luz natural

Esta es una de las causas de mal humor más frecuentes durante el otoño y el invierno cuando los días son cortos y grises. La primavera y el verano, por el contrario, traen consigo las vitaminas de la luz del sol que ejerce una influencia tan óptima sobre la forma de sentir.

Síndrome del trabajador quemado

El síndrome del quemado también está condicionado por el síntoma específico del mal humor que muestra la insatisfacción del profesional en esas tareas cotidianas hacia las que se siente cada vez más distanciado. Este mal humor causado por este motivo tiende a contaminar también la vida personal por el poder tan absorbente que tiene la rutina laboral desde la perspectiva del presente y el futuro.

El mal humor también está causado cuando se rompe el equilibrio habitual de trabajo y vida personal. Si quedas muy poco con tus amigos y tu vida gira en torno al trabajo, en algún momento va a aflorar la insatisfacción de un vacío.

Ausencia de espacios verdes

Esta es una de las principales causas de mal humor en la gran ciudad donde se puede producir la combinación de grandes atascos de tráfico y falta de contacto con zonas verdes. Además, en una gran ciudad también se suma el factor de la contaminación acústica, los ruidos interfieren de forma notable en tu nivel de bienestar. Muchas personas que viven en una gran ciudad deciden viajar al pueblo durante el fin de semana para respirar el silencio de un entorno rural.

Las causas más frecuentes de mal humor

Un conflicto pendiente de resolver

Si desde hace un tiempo existe una tensión interna que surge por un conflicto pendiente de resolver, ese asunto que estás posponiendo empieza a pesar en tu interior. La carga es cada vez más visible para ti. Y tu humor mejorará cuando experimentes la agradable sensación de libertad que produce el hecho de quitarte un peso de encima.

Calzado incómodo

Un zapato no solo tiene un componente estético sino también de salud. Caminar con un calzado que produce molestias notables, trae consigo la consecuencia directa del mal humor ya que el día se torna mucho más pesado cuando no te sientes bien al andar.

Falta de espacio propio

Este es uno de los motivos por los que es tan importante cuidar al cuidador ya que estar al cargo de una persona puede hacer que el cuidador se olvide de sí mismo.