Las cosas buenas también te pueden pasar a ti
Existen personas que están tan desencantadas por las heridas de la vida que han dejado de creer en su propio destino. Existen malas rachas que ponen a prueba la autoestima y la fe de las personas. Por eso, ante una mala racha en el terreno laboral, ante un fracaso amoroso o en una mala situación familiar, tienes que recordar de una forma consciente que las cosas buenas también te pueden pasar a ti porque te las mereces de verdad.

Cómo tener fe

Para tener fe en tu destino y en la vida tienes que realizar el ejercicio de poner tu atención no sólo en aquello que ahora funciona en negativo sino también, en todas las cosas buenas que tienes en tu presente. Con frecuencia, distorsionamos la realidad como consecuencia de la miopía mental que nos mantiene pegados en la insatisfacción crónica.

Por otra parte, en una etapa de sufrimiento, las personas pueden dar la espalda a la realidad al ponerse a la defensiva. Cuando una persona está en una etapa así es difícil que pueda abrir la puerta a una amistad, por ejemplo. Si sometemos a un examen constante a las nuevas personas, entonces, puede que se alejen.

En situaciones de mucha tristeza emocional, es positivo leer libros sobre inteligencia emocional y pensamiento positivo. Si una situación se ha convertido en un obstáculo que te impide seguir tu vida con normalidad, entonces, también es fundamental pedir ayuda psicológica. En una fase de tristeza también tienes que exigirte menos a ti mismo, descansar más y tomarte las cosas con más calma. La tristeza tiene otro ritmo diferente a la alegría.

Las cosas buenas también te pueden pasar a ti

Cómo ganar autoestima

Da más importancia a aquello que tú piensas de ti mismo que aquello que otras personas opinan de ti. No te compares con nadie más cuando tienes tanto que ofrecer al mundo. La ley de la atracción explica que atraes tu felicidad a través del pensamiento. No creo que sea adecuado tomar esta afirmación al pie de la letra, pero sí es cierto que cuando llenas tu mente de pensamientos bellos, ocurren pequeños milagros en tu vida.