Las descalificaciones a los hijos
¿Alguna vez has descalificado a tu hijo sólo por la rabia que sentías en ese momento por algo que acababa de hacer o de decir? ¿Es posible que luego te sintieras culpable? Si le descalificaste y te sentiste mal significa que sabes que no está correcto lo que haces y por tanto es algo que debe cambiar, en cambio si no te sentiste culpable es algo que deberías volver a mirar dentro de ti porque descalificar a los hijos además de no educar les puede dañar gravemente la autoestima, así que piénsalo dos veces antes de volverlo a hacer.

Las descalificaciones

Las descalificaciones a los hijos, o las comparaciones delante de hermanos, amigos, primos, familiares e incluso desconocidos son conductas que adoptan los padres que son altamente dañinas y perjudiciales hacia los hijos.

Es posible que lo hagas sin darte cuenta o que lo pienses después, pero debes saber que esto a tus hijos les hace mucho daño, tanto que les marcará negativamente en su autoestima pudiendo afectar a su personalidad, su desarrollo emocional y a su comportamiento social, perjudicando así mismo un correcto desarrollo social. ¿Te das cuenta de cuánto daño puedes causarle con las descalificaciones?

Las descalificaciones a los hijos

Evítalo a toda costa

Las descalificaciones deben ser evitadas a toda costa porque éstas nunca lograrán educar a tus hijos. Para que aprendan son ellos los que deben equivocarse y después aprender de los errores, pero deberán darse cuenta de sus equivocaciones ellos mismos, de nada sirve que se lo señales si no se dan cuenta.

Tu actitud como padre / madre debe ser de apoyo y estimulación, con frases del tipo: “cariño no te preocupes, a la próxima te saldrá mejor”, “Así no se hace, vuelve a intentarlo”.

Tu hijo jamás actuará por fastidiarte, pero suele ocurrir que se les exige silencio o que se callen, que no molesten, que se estén quietos casi sin respirar para no molestar, que no hagan ruido…¿crees realmente que eso debe ser así para un niño que debe descubrir el mundo? ¡Dale alas y guía su recorrido!