Las excusas más utilizadas para no cambiar
Las personas somos expertas en darnos excusas a nosotras mismas para no hacer el esfuerzo que supone el cambio. El cambio forma parte de la vida y cambiar es la única forma de poder evolucionar y crecer como persona. ¿Cuáles son las excusas más utilizadas en este ámbito?

No es fácil

En los cursos de inteligencia emocional existe una frase que el profesor escucha de una forma recurrente en algunos alumnos: “No es fácil”. Y es verdad que los cambios humanos no son fáciles pero eso no significa que sea imposible llevarlos a cabo. Cuando alguien dice “no es fácil” en realidad se está dando el permiso a sí mismo de no hacer absolutamente nada por cambiar en base a la dificultad que supone.

Recuerda que el esfuerzo y la constancia en la vida te llevarán lejos.

No puedo

La expresión “no puedo” es una barrera mental limitante que está en el inicio del fracaso de muchas personas que antes de haber dado un paso se bloquean a sí mismas poniendo en cuestión su propia capacidad para llevar a cabo un proyecto. La expresión “no puedo” hunde sus raíces en el miedo que es experto en matar los sueños más importantes del corazón humano.

A partir de ahora aprende a decirte a ti mismo “sí puedo”. Porque al final, aquello que crees de ti mismo se termina haciendo realidad.

Las excusas más utilizadas para no cambiar

Para ti es muy fácil decirlo

En el ámbito emocional, existen personas que cuando reciben un consejo por parte de otro, olvidan que todas las personas son muy similares y dicha semejanza funda la empatía. Existen personas que se escudan en el mensaje negativo de “para ti es muy fácil decirlo” como si ellas fuesen una excepción a la norma en todo.

Tengo miedo

El miedo es humano pero solo se supera a través de la acción. Quien se encierra en dicho temor no rompe las cadenas de su libertad interior.