Las fobias más extrañas
Existen casi tantas fobias como personas hay sobre la tierra. La mayoría de nosotros tenemos alguna de ellas y nos sentimos angustiados y ansiosos cuando nos tenemos que enfrentar a dicha fobia. Las más comunes son el miedo a volar, el miedo a las arañas, a las serpientes o a los espacios cerrados, que son compartidas por miles de personas en todo el mundo.

Sin embargo, existen otra serie de fobias que son mucho menos comunes y sólo son sufridas por algunos individuos, algunas tan extrañas que nos hacen dudar de si realmente existen como tales o son una invención, pero son reales, ya que todas ellas están documentadas en los manuales de psicología y producen los mismos síntomas que las fobias compartidas por la casi totalidad de la población. A continuación te presentamos algunas de ellas:

– Allodoxafobia: Se conoce así al temor a las opiniones y juicios ajenos o a expresar las propias opiniones. A todos nos puede poner esto nerviosos en un momento dado, pero estas personas son incapaces de soportar un juicio o emitir una opinión.

– Araquibutirofobia: Aunque parezca increíble, este nombre tan complejo sirve para designar a las personas que tienen fobia a la mantequilla de cacahuete. Una de las formas más comunes en las que se manifiesta esta fobia es el miedo a que la mantequilla de cacahuete se pegue al paladar.

– Porfirofobia: Es el miedo al color púrpura.

– Sesquipedalofobia: Esta fobia consiste en tener miedo a las palabras largas.

– Helenologofobia: Esta fobia se define como el miedo a las palabras griegas o a los términos científicos complejos.

– Optofobia: Miedo a abrir los ojos.

– Fofofobia: Seguramente es la peor de todas las fobias, porque supone tener fobia a sufrir una fobia