Las principales emociones de la rutina
Emociones y sentimientos hay muchos, sin embargo, algunos son más importantes que otros. De este modo… ¿Cuáles son las emociones más habituales y frecuentes en la rutina? Pues bien, a lo largo de la existencia, la tristeza es una emoción que surge de una forma frecuente ante un deseo insatisfecho, ante la muerte de un ser querido o la enfermedad, ante una mala noticia… En definitiva, ante un mal que surge en presente.

Por el contrario, la emoción opuesta, es decir, la alegría, también hace acto de presencia en la rutina diaria de una persona, de tal forma que vives esta sensación de bienestar ante un hecho positivo, ante un triunfo profesional, cuando compartes tiempo con tu familia o con tus amigos… Es decir, a diferencia de la tristeza, la alegría surge ante el bien presente. Por otra parte, también puedes vivir el enfado con cierta frecuencia a lo largo de tu existencia. El enfado puede darse en diferentes grados y en general, se produce en el contexto de una relación de confianza. Es decir, una discusión puede darse en el seno de la pareja y de la amistad.

El enfado se calma con el paso del tiempo, sin embargo, la ira, es una emoción más compleja ya que puede dejar una huella más profunda en el corazón. La ilusión es una emoción que nunca debe de faltar en tu rutina diaria ya que en la medida en que la vives, también tienes una motivación mayor para vivir el presente y para ser feliz.

Por otra parte, el miedo es una emoción que surge ante el temor hacia el futuro y puede darse en forma de preocupación o intranquilidad. El miedo es lógico cuando tiene una causa, sin embargo, no lo es cuando se convierte en una fobia.