Las tres máscaras que ocultan tu verdadera personalidad
Las personas tienen la oportunidad de protagonizar su propia vida, sin embargo, en este papel de actor se puede caer en el fondo de una existencia vacía. Así sucede cuando finges ser quien no eres, cuando vas en contra de tu verdadera esencia, cuando te dejas llevar por el miedo o hay algo que corta tus alas. ¿Cuáles son las tres máscaras más utilizadas por las personas?

La fortaleza

El rol de la fortaleza se pone muy en práctica en ciertas situaciones en las que la persona quiere mostrar que nada le afecta, ni le hace daño. Se ha puesto el escudo protector a su alrededor que marca una barrera importante entre sí misma y los demás. Sin embargo, a pesar de su aparente fortaleza externa, su interior está herido.

La indiferencia

Otra máscara que se puede utilizar en la vida es la de la indiferencia propia de una persona que asume el rol de pasota en su día a día. Se comporta como si fuese feliz de verdad más allá de las circunstancias externas. Sin embargo, a nivel interno, la persona no es feliz porque a pesar de que aparenta que nada le duele, tiene muchas fisuras por dentro.

Las tres máscaras que ocultan tu verdadera personalidad

El humor

El humor también puede ser una máscara cuando una persona asume el rol de ser graciosa en cualquier contexto. Las personas con buen humor son las que animan cualquier plan de grupo. Sin embargo, estas personas terminan tapando muchas de sus necesidades personales solo porque son conscientes de que han sido encasilladas en una faceta concreta.

Las personas que utilizan el humor como una máscara, en más de una ocasión se sienten vacías y tristes por dentro. Utilizar una máscara de una forma puntual no tiene mayores efectos secundarios, sin embargo, renunciar a ser uno mismo sí es grave.