Liberarse del resentimiento a través de la escritura
Son muchas las ocasiones en nuestra vida en la que nos sentimos injustamente tratados, los demás nos hacen daño, o nos hacen sentirnos humillados, no válidos, etc. Si en ese momento hemos sido capaces de defendernos o de mostrar nuestro enojo, dejaremos pasar el incidente y seguiremos con nuestra vida.

Sin embargo, en la mayoría de los casos no es así. No logramos defendernos, ni expresar nuestro enfado, ni responder al otro como deberíamos. Cuando esto sucede, no dejamos de darle vueltas una u otra vez a lo ocurrido y cada vez nos sentimos peor con respecto a ello. Es entonces cuando aparece el resentimiento, una emoción negativa que invado casi toda nuestra vida y de la que es muy difícil librarnos.

Liberarse del resentimiento

Para ello, deberemos evocar aquellas situaciones en la que sentimos enfado, angustia o malestar. Empieza por la que te provoque una emoción menos intensa, porque podrás manejarla mejor.

Escribe una carta a esa persona, contándole lo que ocurrió, cómo te hizo sentir y cómo ha afectado esa situación a tu vida. No la envíes, ya que es para ti. Relee la carta y subraya los sentimientos que te provocó esa situación.

Perdonar y perdonarte

A continuación, respóndete como si fueras la otra persona, y responde a tu carta explicando la situación desde su punto de vista, haciendo hincapié sobre los sentimientos que has descrito. Piensa, sobre todo, si la persona quiso hacerte daño intencionadamente.
Liberarse del resentimiento a través de la escritura
Existen casos en los que es posible, porque nos relacionamos con todo tipo de personas. En ese caso, piensa si te merece la pena vivir amargado por una persona así. La respuesta será no, así que será el momento de perdonarla y dejarla marchar, no por ella, sino por ti, para sanarte.

Si crees que no lo hizo intencionadamente, perdónala y perdónate a ti mismo también por la reacción que tuviste o debiste tener en aquel momento.