Libérate de la necesidad de aprobación
Existen personas que, para saber si algo que han hecho merece o no la pena, o pueden considerarlo un éxito o un fracaso esperan a saber lo que los demás opinan de ellos. Si los demás piensan que está bien hecho y lo elogian, estas personas deciden que han actuado bien. Si por el contrario los demás opinan que ha sido un fracaso o que no ha merecido la pena, estas personas también se sentirán fracasadas independientemente del esfuerzo que hayan invertido en lo que han hecho. Son personas que sienten constantemente la necesidad de aprobación.

Estas personas no pueden nunca decidir si lo que hacen es valioso o no, y se esfuerzan continuamente en obtener el elogio y la aprobación de los demás. Esto, a la larga, las supone un gran sufrimiento, ya que siempre va a haber alguien a quien no le guste como somos o lo que hacemos.

Su propia valía depende de lo que digan los demás, y su vida es un continuo esfuerzo para ser y hacer lo que los demás esperan de él o ella.

Para combatir esta necesidad de aprobación es necesario que estas personas recuperen su autoestima, haciendo una autovaloración objetiva de sí mismas, y aceptando que todos tenemos virtudes y defectos, que todos acertamos y nos equivocamos, y somos nosotros quienes tomamos las decisiones sobre nuestra vida, independientemente si a los demás les parece correcto o no.

También deben darse cuenta de que no necesitan la aprobación de los demás. Si dependemos de ello, estamos estableciendo una dependencia emocional que a la larga resultará destructiva para nosotros. Esto no significa que ignoremos consejos u opiniones de los demás, pero siempre manteniendo nuestra independencia con respecto a ellos, considerando siempre nuestro punto de vista como válido y al mismo tiempo siendo flexibles para hacer los cambios necesarios para lograr nuestros objetivos.