Llénate de energía desde por la mañana
¿Alguna vez te ha pasado que te has levantado de la cama más cansado que cuando te acostaste por la noche? A veces se empieza el día con poca energía y esto hace que nos vayamos desgastando poco a poco y lleguemos a la noche hasta con malestar a causa del cansancio. Es por eso que resulta importante saber recargar las pilas desde que sale el Sol por la mañana y levantarse con ganas de comerse el mundo, disfrutando de cada instante. Porque la realidad es que ese día no se volverá a repetir de nuevo.

Respiración

Respirar hondo es fundamental para empezar el día con buena energía, porque de esta manera oxigenas tu mente. Para ello, respira hondo por la nariz y suelta el aire suave y prograsivamente por la boca. Al mismo tiempo, cierra tus ojos y ten en tu mente imágenes o recuerdos que te tranquilicen y te gusten,Repite tantas veces como necesites, verás como tu energía empieza a renovarse.

Tensión muscular

Después de hacer la respiración y aún estando dentro de la cama sigue estirando tus músculos. Después, continúa con ejercicios de tensión en cada parte de tu cuerpo y separado, pero siempre empezando por las extremidades inferiores y acabando por el cuello y la cara. Fíjate y siente cada parte de tu cuerpo.

Llénate de energía desde por la mañana

Relajación

Después de tensar todo tu cuerpo empieza con ejercicios de relajación. Para ello aguanta unos segundos la respiración y relaja poco a poco mientras vas soltando aire por tu boca. Por último acaba con algún tipo de ejercicio de meditación, como por ejemplo yoga y con música de relajación de fondo. Aunque este tipo de ejercicio de meditación puedes elegir el que mejor te venga y qué más te guste, así mismo, también puedes prescindir de él si con todo lo anterior te sientes mejor y con energía para empezar tu nuevo día.