Lo que no debes hacer cuando eres infeliz
La infelicidad es una realidad en ciertos momentos de la vida. A nivel de inteligencia emocional, lo importante es trabajar para que esas etapas duren lo menos posible. Es un signo de valentía reconocer la propia infelicidad y evitar el autoengaño no sólo ante los demás, sino también ante uno mismo.

Seguir en la misma rutina

Si no te gusta tu vida tal y como es, entonces, no tiene sentido seguir haciendo cada día la misma rutina. Necesitas que entre en tu vida aire fresco para renovarte y volver a respirar la ilusión que produce la novedad en el corazón. Busca tú esas novedades, haz cambios, rescata tus sueños y ve tras ellos.

Fijarte en lo que te falta

Si no te sientes feliz en tu vida actual, entonces, no puedes quemarte a nivel mental mirando solo aquello que te falta. Tienes que fijarte también en todo lo que tienes. Porque uno de los mayores errores de inteligencia emocional es vivir centrado en la carencia.

Conformarte

Si no te sientes feliz con tu vida actual, entonces, no te resignes, ni te conformes a sobrevivir en el día a día porque tienes que aspirar a vivir en letras mayúsculas. Si llevas mucho tiempo estancado, entonces, podrías hacer un proceso de coaching para orientarte hacia algo que te haga sentir bien con solo desearlo.

Fingir ante los demás

Sé sincero contigo mismo y evita fingir un sentimiento artificial ante los demás porque cuando te mires en el espejo te sentirás poco satisfecho contigo mismo. Existen momentos en los que podrás acallar la verdad pero te será imposible hacerlo a largo plazo cuando te quedes solo contigo mismo en medio de la inmensidad de tu conciencia.

Lo que no debes hacer cuando eres infeliz

No te culpes

No te culpes por ser infeliz, centra tu energía en hacer algo creativo para salir de ese agujero. Inténtalo al menos, verás que merece la pena.