Lo que la persona bajo la lluvia dice de tu personalidad
Los test proyectivos se utilizan para proyectar el inconsciente. Aunque el más conocido es el test de Rochard, otro de los más utilizados es el denominado test de Persona bajo la lluvia, sobre todo en la selección de personal.

Para realizarlo el especialista nos pedirá que “dibujemos una persona bajo la lluvia”. Una vez hecho, se analizarán distintos aspectos del dibujo como el tamaño, la colocación en la hoja, la presión, el trazo, etc.

Si el dibujo es pequeño implica que somos tímidos, nos sentimos inseguros, inferiores a los demás y que nuestra autoestima es baja. Si es grande, sentimos la necesidad de ser reconocidos por los demás. Si es muy grande, expresa ideas de grandiosidad.

Si situamos el dibujo a la derecha de la hoja, significa que somos extravertidos, optimistas y nos es fácil comunicarnos con los demás y confiar en el futuro.

Si lo hacemos en el izquierdo, somos personas encerradas en nosotros mismos, introvertidas y puede indicar hasta cierto pesimismo o cansancio.

Si el dibujo lo hemos hecho con una línea armónica, somos personas equilibradas. Si es entrecortada nos sentimos inseguros o ansiosos. Si el trazo es curvo, indica que somos conciliadores y sensibles.

Si hemos dibujado un paraguas y éste es muy grande, indica que nos protegemos excesivamente a nosotros mismos. Si es muy pequeño, significa que no sabemos protegernos de los ataques de los demás. Si lo hemos dibujado hacia la derecha, expresaremos cierto temor a la figura del padre y a la autoridad, mientras que si lo hacemos a la izquierda, nos estamos defendiendo de conflictos que tenemos sin resolver, de algo del pasado que aún nos frena.

Si dibujamos a la persona de espaldas, de modo que sólo se ve el paraguas, tenemos deseos de pasar inadvertidos o de ser diferentes de cómo somos.