Los cinco pilares de la autoestima
El grado de autoestima no es constante a lo largo de la vida de un ser humano sino que puede variar en función de la situación personal y de las circunstancias externas. La autoestima tiene unos pilares fundamentales que hoy analizamos en Psicoblog.

Capacidad de introspección

Para potenciar la autoestima es fundamental tener tiempo para mirar dentro de uno mismo con la mayor objetividad posible y reforzar el autoconocimiento. Ese autoconocimiento que te da la sabiduría vital para responder a preguntas esenciales como: ¿Quién eres? ¿Cuál es tu objetivo de vida? ¿Qué es lo que de verdad te hace feliz?

Autonomía e independencia

Está claro que todo ser humano comparte su vida con los demás, de una o de otra forma. La compañía de los amigos y el trabajo en equipo son una suma. Sin embargo, la verdadera libertad de la autoestima se basa en potenciar la autonomía y la independencia en la realización de actividades y en la toma de decisiones.

Ética

Actuar de una forma ética implica ser coherente con tus valores y creencias. Por tanto, nunca hagas nada que signifique ir en contra de ti mismo. Uno de los aprendizajes más importantes en relación con la autoestima es aprender a decir no.

Los cinco pilares de la autoestima

Habilidades sociales

La capacidad de autonomía e independencia no es incompatible con la práctica de las habilidades sociales que muestran la capacidad que tiene una persona de establecer lazos de una forma natural. Sin duda, la autonomía personal es la base para no caer en relaciones de dependencia.

Sentido del humor

El sentido del humor que muestra la actitud de una persona que es capaz de reírse incluso de sí misma también mejora la calidad de vida emocional. El sentido del humor es un antídoto contra la soberbia, la vanidad y el ego.