Mejora tu inteligencia emocional
Es importante mejorar en todo lo posible nuestro nivel de inteligencia emocional porque gracias a ello vamos a poder lograr nuestras metas con más facilidad, ser más felices y equilibrados y mejorar nuestras relaciones con los demás. Y aunque oír hablar de mejorar este tipo de inteligencia nos pueda traer a la mente la idea de seguir un montón de cursos y seminarios para lograrlo, nada más lejos de la realidad. Todos tenemos inteligencia emocional y, como cualquier músculo, todos podemos ejercitarla y así aumentarla con unos ejercicios que son muy sencillos:

– Utiliza la mano izquierda para tareas cotidianas que normalmente realices con la mano derecha, como lavarte los dientes, peinarte o comer, para ejercitar la parte no dominante de tu cerebro.

– Ejercita la intuición y déjate llevar por ella. Las personas emiten muchos mensajes que no son captados por nuestra mente consciente y sí por la inconsciente, y la intuición es un gran modo de traerlos mensajes a la parte consciente.

– Entrena tu creatividad: ¿Te han dicho siempre que no eres creativo? Pues no te lo creas. Escribo poemas, cuentos o historias cortas, pinta o haz fotografías o fotomontajes. Cualquier forma de creatividad es buena, sólo es necesario que la practiques y disfrutes con ello.

– En el maremágnum de la vida diaria párate y date una vuelta por el parque, escucha los pájaros, contempla los árboles, respira profundamente, camina descalzo por la hierba o tiéndete en ella mirando las nubes… desconecta tu mente, déjala descansar y ábrete a las sensaciones que percibes día a día.

– Disfruta de las pequeñas cosas, de los momentos que pasas con tus amigos o tu familia, y encuentra cada día un momento para ti. Piensa que tu meta es ser feliz y busca todas las cosas positivas que tienes en tu vida que te ayudan cada día a acercarte más a esa meta.