Mejorar en pareja
La mejora personal en la vida puede llevarse a cabo en solitario pero también, en compañía en momentos puntuales. Por ejemplo, en el contexto de una relación de pareja, el trabajo de la relación tiene que ser recíproco y regular. Los grandes distanciamientos en una pareja se producen cuando uno de los dos, no está dispuestos a dar lo mismo.

Crecimiento personal

El crecimiento personal en pareja implica trabajarte a ti mismo: para ello, es indispensable analizar las carencias para intentar corregirlas. El trabajo tiene que ser paulatino y gradual, por ello, los objetivos tienen que ser muy concretos y acotados en el tiempo. Una pareja mejora cuando las dos personas mejoran a nivel individual: son más tolerantes, más comprensivas, más respetuosas…

Por ello, conviene cambiar el rol en la relación de pareja para evitar quedar a la espera de que el otro lo dé todo, desde la exigencia. Es mejor tomar la iniciativa a nivel individual de poder ser mejor persona. Cuando te pones en movimiento, todo empieza a fluir mucho más y las expectativas de la pareja se modifican.

Mejorar en pareja

No estás solo

Cuando compartes un proyecto con otra persona, tienes el estímulo de saber que no estás solo en esa aventura, cuentas con compañía, tienes a alguien que te apoya y que te valora. Por tanto, esta compañía tiene que ser un estímulo para luchar de verdad y para perseverar.

El amor es un aliciente añadido para mejorar en pareja ya que el amor, cuando es de verdad, saca lo mejor de ti, ennoblece a las personas al punto de potenciar la bondad interna que hay en ellas. Por ello, en los momentos de debilidad, es importante recordar la historia de amor y hacer balance, para seguir caminando con fuerza en un proceso de cambio.