Mensajes positivos para empezar el día
El momento en que empezamos cada jornada es determinante. Por ejemplo, empezar el día con prisas, nervios y ansiedad te hace sentirte mal contigo mismo durante horas sencillamente, porque te estás robando energía a ti mismo a través del pensamiento negativo. Es decir, tienes que hacer un gran esfuerzo extra para hacer frente a tareas rutinarias que son sencillas y fáciles. Por ello, a partir de ahora intenta empezar cada mañana con una sonrisa. Por ejemplo, siéntete afortunado por tener un trabajo en un momento de desempleo en el que muchas personas tienen que buscarse un futuro. En caso de que estés en desempleo entonces, da las gracias por la suerte de tener a gente que te está ayudando.

Sin duda, también debes sentirte bien por tener el regalo de poder contemplar un nuevo amanecer. La vida del ser humano es limitada en el tiempo y más allá de que el universo tiene muchos años de vida, lo cierto es que en última instancia, el mundo dura para cada persona lo que dura su propia vida. Después de la muerte, se abre un nuevo horizonte que poco o nada tiene que ver con el universo material. Algunos creen en la otra vida, otros en la nada más absoluta. Sin duda, la vida tiene un color más bonito cuando existe esperanza en el más allá.

Cada mañana siéntete orgulloso por ser quien eres y afortunado por los nuevos retos que tendrás la suerte de afrontar a lo largo del día y que te permitirán crecer y ser una mejor persona. No midas la vida en años, sino en días, así podrás disfrutar mucho más de ese sabor dulce de la existencia en donde los momentos de amor y amistad brillan con fuerza.

El pensamiento positivo te hace vivir de una forma más consciente y plena, en cambio, el pensamiento negativo te hace vivir como si fueses víctima de ti mismo.