Método Kiva contra el acoso escolar
El acoso escolar es uno de los grandes problemas de la sociedad presente. Un problema que convierte el entorno educativo en un espacio de sufrimiento para la víctima. Sin embargo, con mucha frecuencia, el análisis de esta problemática parte del estudio de la relación dual de perseguidor y víctima.

Sín embargo, lo novedoso del método Kiva es que amplía la perspectiva para visualizar cómo en el mapa del aula existen otros actores cuyo papel también es determinante para solucionar cualquier caso de acoso escolar.

Método Kiva contra el acoso escolar

Qué es el método Kiva

Los testigos, es decir, aquellas personas que ocupan una posición externa al caso concreto de acoso pero que con su actitud pueden alimentar la fuerza del perseguidor o, por el contrario, corregir el acoso dándolo a conocer al profesor. El método Kiva incide, por tanto, en la responsabilidad social en la lucha contra el acoso escolar, en cómo cualquier persona que tenga conocimiento del tema puede hacer algo muy importante: posicionarse en favor de la víctima. Este programa pedagógico nacido en Finlandia muestra cómo, a través del cambio de actitudes, es posible crear una nueva perspectiva de convivencia.

El entorno escolar es un sistema en el que la actuación de uno de los miembros influye en todo el grupo. Y los espectadores del acoso escolar son aquellos que en muchos casos ocupan un rol de observadores. El método Kiva que fomenta la formación en el trabajo en equipo, relaciones personales, empatía y compañerismo, pretende impulsar a cualquier alumno a pasar de un rol pasivo a ser un agente activo en la lucha contra el acoso. Siempre desde el apoyo incondicional a la víctima que lo sufre.

Método Kiva contra el acoso escolar

Consecuencias del acoso escolar

El acoso escolar es uno de los problemas que de un modo más grave afecta a la salud emocional de los estudiantes en una etapa de la vida en la que con tanta frecuencia, caemos en el estereotipo de creer que es feliz en esencia. Sin embargo, las consecuencias del acoso producen infinito sufrimiento a la víctima en forma de soledad, miedo a los demás, baja autoestima, ansiedad, depresión o incluso, en los casos más graves, puede darse el suicidio.

La propia esencia del acoso también ha evolucionado ya que actualmente, el acoso no se reduce al contexto presencial del aula sino que, en paralelo con las redes sociales, también es posible sufrirlo en forma de ciberacoso. Aunque de un modo diferente, en el acoso escolar podemos observar cómo el propio acosador es víctima de sí mismo, de su propia ignorancia emocional. El método Kiva fomenta la implicación no solo de los alumnos, sino también de los profesores en la creación de un espacio educativo que favorece el desarrollo personal y humano desde el punto de vista del bien común.

El libro “Bullying: Claves para detectar, tratar y evitar el acoso escolar” es una obra muy recomendable de Luciana Cataldi. Un libro con información sobre prevención del bullying que puede ser de gran interés para padres, profesores o directores de colegio. Y en general, para todo aquel que quiere obtener herramientas para tomar conciencia de las dimensiones de este problema.