Mitos sobre la creatividad
Al igual que ocurre con la inteligencia o el talento artístico, en torno a la creatividad existen muchos mitos que a veces nos impiden poner en marcha toda nuestra capacidad de creación. Aquí te presentamos algunos de ellos para que los tengas en cuenta la próxima vez que te encuentres ante un desafío creativo:

– Yo no soy creativo: ¿Cuántas veces te lo has dicho a ti mismo, sobre todo cuando aprecias esa cualidad en el otro? Seguramente miles y una vez que te has dicho esa frase, te cierras a ti mismo la posibilidad de crear. Sin embargo, todos tenemos capacidad para ser creativos, y si no, no tienes más que recordar los dibujos que hacías de niño, las historias que inventabas en los juegos, etc. Sí es cierto que hay personas más creativas que otras, a las que se les reconoce esa creatividad y cuando nos etiquetan o nos etiquetamos como “no creativos”, renunciamos a serlo.

– Las personas creativas siempre tienen grandes ideas: Este es un mito muy extendido, pero la realidad es que por cada gran idea que tiene una persona, ha creado cientos de ideas buenas, regulares, malas o incluso realmente estúpidas. Lo que ocurre es que quienes confían en su capacidad creativa, la potencian y comparten sus ideas con los demás, por eso parece que siempre son brillantes.

– Hay que desechar las ideas estúpidas: Cuando estamos buscando ideas, ya sea en el trabajo, en casa o con amigos, no debemos, en principio, desechar ninguna, por muy peregrinas que resulten, ya que esto va en contra del proceso creativo y tú mismo reduces tu potencial. Anota todas las ideas que se te ocurran y cuando llegues a una que te parece irrealizable o estúpida, piensa en cómo mejorarla y hacerla posible.