MMPI, test Multifásico de Personalidad de Minesota
Los test de personalidad no se utilizan sólo para evaluar la personalidad de un sujeto o su capacidad o viabilidad para desempeñar un determinado puesto de trabajo, sino también son herramientas muy útiles en la rama de la psicopatología. A la hora de determinar si una persona puede presentar algún problema de salud mental, los test psicológicos van a proporcionar al psicólogo o al psiquiatra una valiosa información de cara al diagnóstico.

Uno de los tests más utilizados para esta valoración es el Multifásico de Personalidad de Minnesota (o MMPI, por sus siglas en inglés: Minnesota Multiphasic Personality Inventory) y se utiliza, como hemos dicho, cuando se sospecha que el sujeto puede padecer alguna patología psicológica.
Este test valora distintas áreas, la salud general, afectiva, neurológica, síntomas motores, las actitudes sexuales, políticas y sociales, laborales, familiares, etc., así como manifestaciones de conductas neuróticas y psicóticas.

El test, en su última versión de 2008 consta de 338 preguntas para responder con verdadero o falso, según sean más o menos aplicables a quien está realizando el tests. El tiempo medio que lleva realizar este test es de unos 50 minutos.

Para detectar a quienes mienten deliberadamente existen diferentes escalas de validez. Una de ellas es la escala de mentira, que identifica a quienes están mintiendo al realizar el tests. Esta escala consta de 15 preguntas, distribuidas a lo largo de todo el tests y que van a indicar al analista que la persona quiere aparentar que es mejor de lo que es, ya que miden actitudes y prácticas muy loables pero que raramente lleva a cabo la mayoría de la gente.

Las otras escalas son la escala de frecuencias (por si se completa al azar) y la escala K (por si se contesta a la defensiva o demostrando un excesivo autocontrol.