Pasar de la gente tóxica
Hay gente tóxica a nuestro alrededor, esto es una realidad. Pero tú tienes el poder para que no te controlen las emociones ni te afecten sus actuaciones. Ese tipo de personas sólo podrán hacerte daño si permites que lo hagan, así que no les des ese poder ni permitas que utilicen contigo el chantaje emocional o el miedo para controlarte. Puedes alejarte de su toxicidad y poder vivir tu vida de manera más tranquila y sin que esa gente tóxica te interrumpa tu equilibrio mental.

Retoma tu control

Debes tener el control sobre tu vida y sólo tú eres dueño de tus emociones, así que elige bien el tipo de actitud que quieres tener y mostrar ante ese tipo de personas.

La serenidad, la mejor arma

Para obtener calma y serenidad, no dudes en utilizar técnicas de relajación, respiración profunda, clases de yoga… Cierra los ojos y visualiza tu persona como una roca inmune que todo lo aguanta.

Huye de la violencia

Si la persona tóxica que tienes delante es violenta y agresiva, imagina que lo que tienes delante es una serpiente venenosa y tú eres un águila imperial que abre sus alas para elevarse a lo más alto.

Una persona que es agresiva y violenta en el fondo se odia a sí mismo, se siente desorientado ante la vida y por eso hace daño a los demás, no conoce otra manera de paliar su dolor.

Pasar de la gente tóxica

Compresión

Una persona tóxica, sufre. Piensa en lo desgraciado que se debe sentir para querer hacer daño a los demás, así que no permitas que te ofendas porque eres tú quien lo permite o no. Tú eres quien tiene el poder.

Conócete a ti mismo

Debes conocerte en profundidad y saber qué quieres en la vida y a qué tipo de personas quieres tener a tu alrededor. Ten cerca a personas que te aporten equilibrio y serenidad emocional. Igualmente acepta a las personas tal y como son, de este modo aprenderás a relacionarte con los demás para que no te hagan daño.