Pasos para cambiar tu vida
Existen momentos en los que no te sientes satisfecho con tu vida. No eres feliz, no te gusta lo que haces, te sientes solo, y sientes que tu vida ya no te llena como antes. Esto se produce sobre todo cuando hemos evolucionado emocionalmente, cuando hemos descubierto que tenemos más potencial, hemos aumentado nuestra autoestima o hemos ampliado nuestro conocimiento de nosotros mismos. Cuando esto ocurre, la vida que llevabas hasta ese momento parece haberse quedado pequeña, y te das cuentas de que necesitas hacer cambios. El problema, muchas veces, es que no sabes por dónde empezar.

Esta situación no debe deprimirte ni hacerte sentir culpable, porque es una oportunidad de vivir con mayor plenitud tu vida y de realmente sacar todo el partido a tu existencia. Y aunque te sientas perdido, existe un lugar muy sencillo por el que comenzar: el principio, es decir, escucharte a ti mismo.

Si quieres realizar cambios en tu vida, el primer punto y el más importante es determinar qué cambio quieres hacer. Conociendo la meta, es posible diseñar el camino hacia ella y la estrategia para recorrerlo. De lo contrario, podemos hacer cambios sin sentido o sin rumbo que a la larga nos resulten frustrantes o incluso perjudiciales.

Analiza las áreas en las que quieres hacer cambios, en las que ya no te sientes satisfecho. Tienes que ser muy sincero en tus respuestas y no mentirte a ti mismo, aunque ello implique realizar cambios que te puedan resultar dolorosos. Pregúntate qué es lo que realmente te haría feliz, qué desearías hacer realmente, qué es lo que necesitas.

Cuando te respondas a ti mismo y sepas lo que quieres, no te quedes ahí. El cambio no llega sólo con desear las cosas. Debes trazar un plan para lograr el cambio y ponerte en marcha hacia tu meta.