Pasos para enfrentarte a tus miedos y aumentar tu coraje
Habitualmente asociamos el valor o el coraje no a situaciones extremas, cuando debemos casi poner en riesgo nuestra propia vida para salvar a otros o sobrevivir a determinadas circunstancias. Sin embargo, estas cualidades no sólo son necesarias en estas circunstancias, sino también para hacer frente a los miedos e inseguridades que nos pueden provocar los desafíos a los que tenemos que hacer frente a diario. Cuanto mayor sea nuestro coraje para afrontarlos, mayor será nuestra capacidad para vivir nuestra vida de acuerdo a nuestros deseos y planes, porque podremos abandonar con mayor facilidad nuestra zona de comodidad.

Si sentimos que nos falta coraje o valor para enfrentarnos a algunos de ellos, podemos poner en práctica una serie de técnicas que nos permitirán afrontarlos:

– No esperes a que el miedo desaparezca: Cuando una situación nos produce miedo o angustia, si esperamos a que estos desaparezcan, seguramente no la enfrentaremos nunca, por lo que tenemos que hacerlo a pesar del miedo que, poco a poco, notaremos cómo desaparece. Si es demasiado grande para manejarlo, comienza por acciones más asequibles para llegar a tu objetivo.

– Persevera a pesar de los obstáculos: Vencer el miedo y aumentar el coraje no siempre es sencillo, pero no por ello debemos dejar de intentarlo. Traza un plan para superar cada contratiempo que surja y confía en tu capacidad para lograrlo.

– Recuerda otras ocasiones en las que utilizaste el coraje: Todos hemos hecho frente al miedo alguna vez. Si sientes que tu valor flaquea, resérvate unos minutos, busca un lugar tranquilo y recuerda aquella situación en la que lo superaste. Recuerda lo que sentiste antes y después, cómo desapareció el miedo y las estrategias que utilizaste para enfrentarte a él. No importa la situación ni la edad que tuvieras, sino el hecho de saberte capaz de lograrlo.