Pasos para lograr tus objetivos
Cuando queremos perder peso, dejar de fumar, mejorar nuestros hábitos de estudio o dejar atrás una adicción o cualquier otro objetivo que suponga un cambio respecto a la conducta que hemos estados siguiendo, es muy importante establecer un plan de acción, como una ruta que nos lleve a nuestro destino. Para elaborar dicho plan deberemos seguir los siguientes pasos:

– Identifica el problema: Debemos identificar claramente la conducta que queremos cambiar, como comer dulces por la noche o fumar 40 cigarrillos al día. Para ello muchas veces es muy útil llevar un diario durante un par de semanas en el que recojamos, por ejemplo, cuántos cigarrillos fumamos al día y en qué situación. Este diario nos dará una visión más realista del problema, porque pasaremos de nuestras creencias sobre el problema a la realidad del mismo.

– Comprométete: Debes comprometerte a llevarlo hasta el final.

Para motivarte puedes hacer una lista con todos los beneficios que te supondrá el cambio de hábitos, o hacer partícipe a tu familia y amigos. Una gran ayuda es escribir tu propósito en un papel y ponerlo en un lugar donde lo veas todos los días.

– Establece una meta: Defínela con claridad, diciendo, por ejemplo, las horas de estudio que vas a dedicar cada día. Debe ser una meta posible y realista.

– Utiliza técnicas de control de hábitos: Si llevamos mucho tiempo repitiendo una conducta se convierte en un hábito y de repetirlos o no puede depender nuestro éxito. Comer sólo en un lugar de la casa si estamos siguiendo una dieta, no tomar café después de comer si queremos dejar de fumar o no salir con amigos que ingieran mucho alcohol si queremos dejar de beber son algunas de estas técnicas.

– Dibuja un gráfico con tu progreso: Visualizarlo de este modo te motivará en los cambios a largo plazo, cuando sientas ganas de arrojar la toalla.