Pasos para superar la indecisión
En la vida, a cada momento, estamos tomando decisiones. Algunas no son importantes, pero otras pueden determinar nuestro futuro profesional, emocional o incluso familiar. Las decisiones pueden hacernos felices o desgraciados, quitarnos o traernos problema sobre todo porque, antes de tomarla, nunca podemos saber si estamos eligiendo la opción correcta o no.

Esto hace que, sobre todo si son importantes, sintamos angustia ante el momento de tomar una decisión importante, pero nos sobreponemos a ella y tomamos la decisión que creemos más acertada. Para muchas personas, sin embargo, esta angustia es tan grande que se bloquean y no son capaces de tomar una decisión, dejando que sean los demás, el tiempo o el azar el que decida por ellos, con lo cual su vida se convierte casi en un barco a la deriva.

Para evitar esto y que la angustia no nos invada, podemos seguir una serie de pasos:

– Confía en ti mismo: Puedes pedir consejo a mil personas pero, en el fondo, nadie sabe mejor que tú qué es lo que te conviene. Estudia bien los pros y los contras y confía en esa voz interior que te cuál es tu mejor elección.

– Detén los pensamientos catastrofistas. Pensar en todo lo que puede salir mal genera una gran cantidad de estrés y angustia. Confía en tu capacidad para superar los obstáculos, sean los que sean.

– Piensa en una lengua extranjera: Curiosamente, en un estudio aparecido en Psychological Science, comprobaron que pensar en otro idioma en una decisión que tengamos que tomar nos ayuda a tomar distancia emocional, y poder elegir con la cabeza más fría.

– No puedes controlarlo todo: Por muchas listas que hagas y preocupaciones que anotes, siempre habrá algo que escapará a tu control y, al fin y al cabo, eso es lo que hace más interesante la vida.