Pensamientos que te impiden conseguir tus metas
Tienes un sueño. Probablemente lo tienes desde hace mucho tiempo y sabes que cumplirlo puede hacerte realmente feliz. Cada mañana te despiertas convencido de que será el día en que comiences a hacerlo realidad, pero, sin saber por qué, nunca te decides a intentarlo. Esta indecisión se debe a ciertas creencias que te impiden dar el primer paso hacia lograr que tu sueño se haga realidad. Las más habituales son los siguientes:

– No puedo: ¿Cómo lo sabes? ¿Lo has intentado? Puede que existan muchos obstáculos y que el camino no sea fácil, pero eso no significa que no puedas. Esta frase normalmente viene dada por el miedo al éxito.

– Soy demasiado joven (o viejo): ¿De verdad? ¿Quién lo dice? Los sueños y las metas no tienen edad. Puede que tengas que esperar un poco si eres joven para dar algunos pasos o tomártelo con más calma si ya acumulas más años, pero no dejes que la edad se convierta en una barrera infranqueable.

Si algo tiene el ser humano es capacidad de adaptación.

– No sé por dónde empezar: Y si no comienzas nunca lo sabrás. Busca información y reúne todo lo que necesites. Si es formación, haz un curso, si es una habilidad, adquiérela. El camino más largo comienza con un solo paso.

– Puedo fracasar: Sí, pero también puedes tener éxito. No conseguir las cosas a la primera o a la segunda no supone un fracaso. Es el camino del aprendizaje. Edison necesitó más de mil intentos para inventar la bombilla y, como él mismo dijo: “He descubierto mil formas diferentes de cómo no se hace una bombilla”:

Seguramente hay muchas frases de este tipo que te dices a ti mismo. Escríbelas y encuentra argumentos para rebatirlas. De ese modo dejarán de ser un obstáculo entre tú y lo que deseas.