Personaliza tu Navidad para vivir mejor
La Navidad es una época marcada por los estereotipos de lo que se supone debe de ser esta tradición. Sin embargo, las normas generales no sirven para aportar bienestar a cada caso individual. De hecho, existen personas que sienten que su situación personal no encaja en el concepto tradicional de Navidad. Existen muchas personas que en esta época del año se sienten muy solas por tener poca familia o por tener una mala relación con dichos familiares.

Busca alternativas

Elabora una lista de opciones de cómo te gustaría celebrar la Navidad 2013. Déjate llevar por la imaginación, es decir, anota las ideas conforme vengan a tu mente sin pasarlas por el filtro de la razón. Por ejemplo, puede que te encantaría pasar la Navidad en una isla de ensueño pero no puedas materializar el sueño por falta de recursos económicos.

Lo que se trata de conseguir con este ejercicio es ampliar el abanico de posibilidades a nivel mental para entender que no existe una única forma de sentir la Navidad en el corazón.

Busca un plan realista

Después del tiempo dedicado a la idealización conviene avanzar un paso más allá pensando en la forma concreta de materializar ese sueño. Elabora un plan que te haga sentir cómodo a ti. Puedes valorar la opción de celebrar la Navidad con amigos en vez de con la familia. También puedes hacer un viaje. Buscar trabajo para la época navideña para estar ocupado.

Ser voluntario en una organización. O simplemente, ignorar la Navidad y vivir esos días como si fuese cualquier otro día del año.

Personaliza tu Navidad para vivir mejor

Quédate con lo bueno de la Navidad

Existen muchos estereotipos sobre la Navidad, por ejemplo, que todo tiene que ser felicidad absoluta. Rompe este mito teniendo expectativas realistas de estas fiestas para no frustrarte. Del mismo modo, también existe una tendencia al consumo excesivo que puedes romper, suprimiendo los regalos navideños.