Personas enamoradas de un amor ideal
Existen personas enganchadas al amor en su estado más teórico, es decir, en su fase ideal, allí donde el amor puede vestirse con adjetivos de perfección. El amor real también tiene mucho de perfección, claro está, pero también, de carencias, defectos y limitaciones. Todo aquello que es humano es así, sin embargo, quienes viven a la espera de un ideal, se acomodan en cierta forma y huyen del amor real, ese que implica compromiso y dedicación, aunque ni siquiera se den cuenta de ello.

Detrás de un ideal

Lo que suele suceder cuando una persona pasa su vida detrás de un ideal inalcanzable, al más puro estilo de las películas, lo más probable es que no lo encuentre. El ideal se rompe en la realidad. Existen buenas personas, atractivas y deseables, sin embargo, nunca cumplen al extremo la máxima de alguien que aspira a algo que no existe.

En el amor hay rutina, aburrimiento, fases de pérdida de interés, crisis… Las personas tienen cambios de humor, variación en su estado de ánimo, fases de enfado, existen las discusiones de pareja… En cambio, los soñadores se centran únicamente en la imaginación de momentos románticos, en la búsqueda del amor como si fuese de color de rosa.

Personas enamoradas de un amor ideal

Aterriza en la realidad

Puedes seguir toda la vida enganchado a un plano ideal si te hace feliz y no te causa malestar. Sin embargo, si lo que de verdad quieres es encontrar el amor, es importante que aterrices en la realidad para que quieras a las personas tal y como son, y no como a ti te gustaría que fuesen. La madurez implica convivir con la diferencia, practicar la aceptación que surge del respeto al otro.

De lo contrario, si en la vida pudieses encontrar a alguien que fuese cien por cien como a ti te gustaría, todo resultaría muy sencillo, pero en cambio, amar así no tendría ningún mérito.