Las personas mayores y la calidad de vida
Seguro que cuando seas mayor quieres vivir el máximo número de años posible y en las mejores condiciones. Para eso tendrás que tener en cuenta una serie de factores que pueden alargar tu vida si están presentes en tu día a día. Son los que tienen que ver con la hidratación, la alimentación y el ejercicio físico.

Tres pilares básicos

La deshidratación puede provocar un marcado descenso de la capacidad de rendimiento psíquico. De hecho, una deshidratación leve es causante de un 2% de caída en el rendimiento de la coordinación viso-motora, la atención y la memoria a corto plazo. Además, también hay que tener en cuenta que la pérdida de líquidos conduce a la producción de hormonas de estrés. Eso significa que hay que hidratarse correctamente cada día, sin esperar a tener ser para hacerlo. Las personas mayores tienen menos percepción de sed y menor cantidad total de agua en el cuerpo.

Comer bien es importantísimo desde el primer día de nuestras vidas. Eso no significa comer mucho, sino comer de todo. La fruta y la verdura se llevan la palma. Son los alimentos que dan más vitalidad, los que son imprescindibles en nuestra cocina.

Por último, hay que hablar muy positivamente del ejercicio físico, ese que se suele abandonar cuando uno entra en la etapa adulta y está demasiado ocupado con el trabajo y los niños. Es bueno acostumbrarse a hacer algo de deporte cada día, aunque solo sean 15 minutos. Se puede hacer en la calle, en el gimnasio y en casa. No hay excusas.