Personas que merecen la pena
¿Cómo reconocer a una persona que merece la pena? La verdad es que esta cualidad es tan importante y tan valiosa en sí misma que cuando descubres a alguien que tiene algo especial lo notas de verdad. Se trata de una persona que te hace sentir bien, que te valora, te tiene en cuenta, te trata con cariño… No te hace jugar a las adivinanzas sobre aquello que quiere: existen personas que un día te tratan de una forma, y otro diferente de otra. Las personas que merecen la pena son aquellas capaces de dar y no de quedarse únicamente a la espera de recibir. Por otra parte, se comportan de igual forma con todo el mundo. De hecho, a una persona también se le puede conocer por cómo es si observas cómo se mueve en sus relaciones sociales.

Es difícil conocer a una persona que merezca la pena de verdad porque es importante que exista reciprocidad, no solo en el amor, sino también, en la amistad. No tiene mucho sentido alimentar un cariño únicamente por una parte. Está claro que si ves que una persona no quiere quedar contigo, no puedes estar insistiendo eternamente.

Una persona que merece la pena aporta luz a tu vida, te hace sentir mejor, te ayuda a crecer como persona. Es alguien diferente para ti, tiene peso en tu rutina diaria desde un punto de vista emocional. Y además, para que se produzca este efecto no hace falta conocer a esa persona desde hace mucho tiempo. Existen flechazos también en el terreno de la amistad en donde se produce una afinidad potente entre dos personas en muy poco tiempo. Una persona que merece la pena es transparecente, una cualidad indispensable que genera confianza. Para reconocer a alguien que merece la pena hay que dar tiempo al tiempo porque a veces, las apariencias engañan.