Personas que te hacen sentir pequeño
La autoestima es la base del bienestar con uno mismo y también con los demás, pero más allá de esta cuestión, a veces, a pesar de tener un amor adecuado hacia uno mismo puede que te encuentres con situaciones y con personas con las que te es muy difícil desenvolverte desde un punto de vista positivo en el terreno emocional. En general, dicha debilidad nace de no entender determinado comportamiento que consideras injustificado y también, de que la sensación de injustifica se produce con frecuencia.

De este modo, terminas poniéndote a la defensiva e intentando alejarte de dichas personas. Pero como a veces, la realidad es que no puedes alejarte porque tal vez, puede que se trate de un compañero de trabajo o de alguien a quien debes ver de forma obligada, entonces, simplemente, pones la distancia interior y una barrera protectora que tal vez, no facilita las cosas pero sí es verdad, que en más de una ocasión la protección es necesaria para la supervivencia.

Todos notamos la gran diferencia que existe entre decirnos las cosas con cariño y no hacerlo. Incluso en el arte de la motivación y de la crítica constructiva hay que aprender algo que a mí me enseñó un profesor de filosofía en el primer año de carrera. Es muy fácil destruir en un segundo algo que otra persona ha creado. ¿Qué es lo difícil? Construirlo. Es decir, antes de pensar en algo negativo, previamente, debemos ser capaces de valorar el esfuerzo de la otra persona y el tiempo que ha dedicado a realizar un trabajo.

Pongo el ejemplo dentro del ámbito laboral porque es más gráfico. Sin embargo, también te encontrarás con personas que puede que te hagan sentir diminuto dentro del ámbito personal. En ese caso, tal vez, tengas más opciones de poner tierra de por medio. Nunca olvides que eres alguien grande, simpelmente, porque eres un ser único e irrepetible.