¿Podemos cambiar nuestra personalidad?
“La gente no cambia”, dice la sabiduría popular. “No cambiarás nunca” nos dicen. Una vez que escuchamos eso, ya sólo nos queda sentirnos culpables por ser como somos . Sin embargo, todos conocemos a personas que han cambiado notablemente , por lo que nos podemos preguntar ¿Se puede cambiar la personalidad?

La respuesta es sí, pero con salvedades. Cambiar la personalidad no sencillo, pero lo que sí está en nuestra mano cambiar no es tanto nuestra personalidad como ciertos comportamientos, hábitos o actitudes que dificultan nuestra vida diaria y que la gente critica de forma continua.

Estos cambios no son sencillos, sino que son lentos y dificultosos, ya que se trata de rasgos o hábitos muy arraigados en nuestro comportamiento. Esto no significa, sin embargo, que sea imposible, si no que deberemos poner toda nuestra energía en lograr el cambio, teniendo en cuenta que, en la mayoría de las ocasiones, dicho cambio resulta beneficioso y enriquecedor para nosotros.

Por ello, lo mejor es hacer una lista con los puntos que nos gustaría cambiar de nuestra forma de ser. Quizá seamos un poco perezosos, o queramos perder algo de peso, o la gente nos diga que no sabemos escuchar. O quizá buscamos lograr algo tan simple como ser puntual.

Elige el hábito que quieras cambiar y escribe las razones por las que quieras cambiarlo. Una vez hecho eso, piensa en todas las situaciones en las que realizas ese comportamiento. Si quieres dejar de fumar, sería, por ejemplo, el cigarrillo con el café, mientras tomas esa cerveza o cuando navegas por Internet. Se trata de que seas consciente de las ocasiones en las que realizas dicho comportamiento, de forma que puedas estar en guardia y evitarlo.

Con paciencia y tiempo, y pequeños esfuerzos cada día, finalmente lograrás librarte de ese hábito o comportamiento que no te gusta. Después, puedes ir a por el siguiente en tu lista.