Poner conciencia
¿Qué significa poner conciencia? Centrar la atención de una forma plena para conectar con el presente. En más de una ocasión, habrás comprobado que el tiempo pasa volando y que los años se suceden en el calendario, a velocidad de vértigo. Pues bien, se consigue vivir un poco mejor y saborear mucho más cada instante cuando te paras a pensar y a centrar tu atención plenamente en ese momento que estás viviendo.

Por ello, merece la pena realizar un ejercicio tan sencillo como el de redactar un diario emocional para escribir cada noche tres momentos de esa jornada que para ti hayan merecido de verdad la pena. Por otra parte, en el momento en que pones conciencia en las cosas también practicas la gratitud existencial porque te sientes afortunado de poder estar aquí y ahora.

¿A qué se debe poner conciencia? Al trabajo, a las relaciones sociales, al placer, a actividades tan agradables como ver una película en el cine… La realidad es que disfrutas mucho más de algo en el momento en que eres capaz de tomar conciencia de tus propios sentimientos. Algo que en la sociedad actual, marcada por la prisa y la ansiedad, no siempre resulta sencillo.

Por supuesto, también debes poner conciencia al trabajo y a los asuntos profesionales para estar en el lugar en el que de verdad quieres estar. Es decir, para apostar por tu vocación y hacer aquello que te causa felicidad. La autoconciencia también favorece el conocimiento interior. Por tanto, potencia la introspección y el control adecuado de las emociones.

El tiempo muchas veces pasa rápido, sencillamente, porque el sujeto no se para a pensar en lo que está viviendo. Dar valor a las cosas, implica poner la máxima atención, centrar los sentidos en tu propia realidad vital. Disfruta cada día de tu vida.