¿Por qué a las mujeres les gusta el chocolate?
Que las mujeres sienten pasión por el chocolate no es ningún secreto. Basta ver cualquier película para encontrar una escena en la que una mujer, sobre todo después de un desengaño sentimental, se dedica a comer bombones o helado de chocolate. La razón de esto no es que las mujeres seamos más golosas que los hombres, sino que, según Anthony Auger, profesor de Psicología en la Universidad de Madison dedicado al estudio de las diferencias en el cerebro entre hombres y mujeres, el chocolate afecta al cerebro de las mujeres de forma diferente que al de los hombres.

Esto se debe a que el chocolate no solo nos sabe bien, sino que está compuesto de sustancias como la teobromina, que tienen una acción directa sobre el cerebro, a la que las mujeres parecen ser mucho más sensibles.

Para estudiar esto, Auger realizó resonancias magnéticas a hombres y mujeres después de comer chocolate, y descubrió que el hipotálamo se muestra menos activo en las mujeres después de haber comido chocolate, siendo la inactividad mayor cuanto más chocolate se ha ingerido. Dado que esta glándula regula los estados de ánimo, la mayor influencia que tiene el chocolate en ella es lo que impulsa a las mujeres a consumirlo, especialmente cuando se sienten tristes o decaídas. El hipotálamo también regula el apetito, y al relajarse, la sensación de saciedad es menor, lo que, según Auger, podría ser la causa de que normalmente las cantidades que se consumen de chocolate en momentos emocionales sea bastante grande.

Auger también encontró que se produce una mayor disminución en la actividad de la amígdala en las mujeres que en los hombres. La amígdala regula las emociones primarias, tanto positivas como negativas, por lo que su influencia en ellas es mayor, ayudando a mitigar especialmente las negativas.